lunes, 9 de abril de 2018

Las Callejoneadas en Guanajuato


Las Callejonadas


Las Callejoneadas en Guanajuato consisten en reunirse todos en un determinado lugar cerca de las 8:00 p.m. (pero para el disfrute turístico, se tienen más horarios disponibles), las mujeres deben estar preparadas porque en algún momento del recorrido sus acompañantes les pueden ofrecer un dulce poema y una bellas flores, todo esto preparado por los músicos de la callejoneada y los hombres pueden recibir por parte de las mujeres un broche de listones de colores con el que se dice, su amor se fortalece, a todos se les entrega un recipiente con una bebida que podrán disfrutar, por supuesto todo a pie, así que te aconsejo que lleves zapatos cómodos por que será un largo camino.



Recipiente de bebida.



Durante el recorrido van acompañados de una estudiantina, misma que se encarga de amenizar el paseo con canciones típicas de Guanajuato y México, incluso canciones actuales, te hacen participe del recorrido bailando y cantando, durante el camino te van narrando leyendas o bromas guanajuatenses, la estudiantina lleva vestimenta de gala antigua, instrumentos de cuerda y acordeones, así que te aseguro que disfrutaras mucho la callejoneada.



Esta tradición tan popular comenzó en 1962 a raíz de que un grupo de estudiantes descubrió la música de las estudiantinas de origen español. Se organizaron y poco a poco con el apoyo de la universidad se formó la primera Estudiantina de la Universidad de Guanajuato que se detuvo el 13 de abril de 1963. Desde entonces muchas estudiantinas se formaron, algunos ya no son estudiantes y no precisamente jóvenes, pero siguen agrupándose. Se hacen llamar Tunas en honor a "Tuno" que es el personaje principal de la estudiantina.

Guanajuato tiene cerca de 3600 callejones, durante el recorrido se visitan solo unos 7.



El costo del recorrido es aproximadamente $100 pesos M.N.
Las flores y broches con listones tienen costo extra, esto si deseas vivir toda una gran experiencia con tu pareja.

Por: Alma Rangel

viernes, 6 de abril de 2018

La leyenda de las momias de Guanajuato

La Temerosa

Muchas leyendas se han contado acerca de la ciudad de Guanajuato, pero sin duda alguna, pocas pueden dar tal testimonio de su veracidad como lo son las Momias de Guanajuato, estas momias se encuentran exhibidas en vitrinas actualmente dentro del museo de las momias, que se encuentra a un costado del Panteón de Santa Paula. Muchas son las leyendas que nos cuentan de estas momias, pero sin duda alguna existe una en particular que ha horrorizado a muchos de los visitantes, esta es conocida como La Temerosa.

Actualmente las momias se encuentras protegidas con cristal.

Era un día frío, apenas comenzaba a amanecer en la ciudad de Guanajuato, cuando a una señora de aproximadamente unos 55 años de edad se le ocurrió visitar por la tarde el museo de las momias, a donde sus hijos y nietos ya habían asistido en más de una ocasión, ella nunca había entrado en aquel museo ya que sentía un espantoso escalofrío solo de pensar en estar cerca de alguno de aquellos cuerpos ya momificados, pero sus hijos y nietos con sus constantes pláticas de aquel lugar la habían motivado para vencer su miedo, así que se dispuso a encaminarse al museo, al llegar a la entrada sintió que algo le robaba el aliento, como si algo le hubiera advertido que era mejor que nunca entrara en aquel lugar, pero no haciendo caso a aquella sensación, decidió entrar, ya dentro del museo se dio cuenta de que estaca casi vacío solo unas diez personas había dentro de él, ella comenzó a mirar a cada una de las momias, pero al verlas pronto su corazón comenzó a latir con mayor fuerza, el miedo fue tanto que decidió marcharse, pero al dar la vuelta, sintió un jalón muy fuerte que le impedía marcharse, al voltear vio como una de las momias con su mano estaba jalando su bufanda, la impresión fue tal que le causó un infarto que le quitó la vida, los guardias escucharon un grito espeluznante y al llegar encontraron a la mujer tirada en el suelo, la mujer había muerto, uno de los guardias se percató que la bufanda se había atorado en la mano de una de las momias y observando la expresión de miedo en el rostro de la mujer dedujo que la causa de su muerte había sido un infarto.



A la señora al día siguiente se le dio santa sepultura, pero fueron muchso años después cuando se exhumó su cadáver y se descrubrió que también tuvo un proceso completo de momificación, el cuerpo de la mujer fue puesto en una de las vitrinas del museo y hoy en día es posible verla junto a aquellas momias que tanto miedo le causaron en vida.





Narración tomada del libro Leyendas de Guanajuato.
Por: Alma Rangel